jueves, 11 de julio de 2013

Lino Enea Spilimbergo, Maestro Entrañable del Arte Nacional

Spilimbergo, sensibilidad singular de la emoción humana

El genio, la inspiración y los sueños de Lino Claro Honorio Enea Spilimbergo nacieron en Buenos Aires el 12 de agosto de 1896, en el sensible barrio de Coghlan.

Bañistas

El artista de las obras aparentemente sencillas, que generan  una fuerte sensación de proximidad y al que el muralista mexicano David Siqueiros calificó como el mejor pintor del mundo, siendo apenas un niño viajó a Italia, país de donde eran originarios sus padres, allí contrajo una pulmonía cuya secuela más notoria fue el asma que lo acompañó a lo largo de su vida.

Nena azul

A los 14 años comenzó a trabajar primero como cadete y luego como telefonista. En 1912 ingresó a la Empresa Nacional de Correos y Telecomunicaciones y aunque este empleo nunca fue del agrado del artista, le sirvió para desarrollar paralelamente su actividad plástica.

Seres humildes

Por consejo médico en 1921 se traslada a la localidad sanjuanina de Desamparados en busca de un clima seco que le permita sobrellevar el asma, la empresa donde trabajaba se encargó de su traslado y es justamente en San Juan donde realiza su primera muestra individual. Permanece en esa provincia hasta 1924, año en que renuncia a su empleo.

Paisaje de San Juan

En 1925 viaja a Europa; en Italia estudia a los clásicos, poniendo especial atención en los frescos que luego trabajará en el muralismo. Allí adquirió cierta influencia renacentista: planteos austeros y sobrios con una solidez casi arquitectónica que llegó a plasmar en sus grabados, dibujos y, especialmente, pinturas.

Autorretrato, 1924

Entre 1926 y 1928 sigue los cursos en la Grande Chaumière por las mañanas y concurre por las tardes al taller de André Lhote en París. Exigente, se empapa también de la escuela postcubista y recibe influencias de Paul Cézanne.

Mujer con niño

De tal modo, Spilimbergo logra una muy personal síntesis de diversos estilos, en especial de lo clásico y lo moderno; al postimpresionismo de su primer período dominado por escenas costumbristas y paisajísticas pasa luego a un estudio cada vez más acentuado de la figura humana.

Comiendo - Momento feliz

En 1928 regresa a Argentina. En ciertos momentos se dedica a una temática social en cuyas obras las figuras son sólidas, monumentales, evocando la estética del mural incluso en el papel o en el lienzo. Son obras sorprendentes, de un inmenso valor histórico.

Mujer con mantón

Grandes óleos, grandes pasteles y varias joyas sobre papel o bastidor conforman un verdadero rosario de obras de arte.

Autorretrato, 1939

Por otra parte en el grabado efectuó síntesis lineales. También lo surreal y lo metafórico se encuentra en su acervo plástico. Junto a Berni, Castagnino y otros pintores contemporáneos, realizó los murales que adornan la cúpula de las Galerías Pacífico en el centro porteño.

Detalle cúpula de Galerías Pacífico

Al paso de los años, luego de pasear por Francia, Italia y Alemania, a Lino Enea Spilimbergo, los médicos le recomendaron no regresar a Europa, sino trasladarse a Unquillo, en la provincia de Córdoba, ya que su asma recrudecía. Necesitaba hacer una vida tranquila y sosegada.

Terracita, 1932

Hoy su Casa-Museo es el santuario obligado de todos los estudiantes de arte del país y es un verdadero centro cultural, con exposiciones permanentes de jóvenes artistas plásticos porque el ganador del Gran Premio de París en 1937, además de amar el arte con todas sus fuerzas, de una manera exigente y severa ejerció la docencia con gran dedicación y amor.

Terrazas frente al mar

El maestro de hermosos ojos verdes falleció en la preciosa casa centenaria en 1964. Su atelier de grandes ventanales, su caballete, su silla Thonet, sus fotografías ambientan cálidamente el lugar, y en el frente un cerezo orgulloso, evoca y honra en cada una de sus flores el espíritu del talentoso creador.

martes, 9 de julio de 2013

Argentina, Cada Día te Quiero Más


Tierra de nostalgia eterna y generosa,
de filosófica identidad
y anticonvencional sonrisa,
Salve, Argentina
dorado ángel de melancolía

Quemaba el pecho de
los Padres Libertadores
ya por un clamor de Libertad,
-y enamorados de tu místico estilo-
ellos alumbraron nuestro azul camino

 - ¿Qué?, -un día se dijeron-
¿Debemos quedarnos
de brazos cruzados y decir
la noche ha llegado, 
y ya no es de día? -

- ¡No, como el crepúsculo

desvanece la noche,
el cielo está lleno de estrellas, 
invisibles durante el día! -

Argentina, vivero de héroes, patriotas,
trovadores, poetas, pioneros
 y soldados  de gran hidalguía,
nos legaste tu potente idiosincrasia
y sos mi gigante estrella guía

Por eso hoy y para siempre
Feliz día de la Independencia,
yo te saludo, bendita patria querida

Carolina Lucía Hauscarriaga

jueves, 4 de julio de 2013

Nelson Mandela, Padre de la Democracia Interracial Sudafricana

Nelson Mandela, defensor y combatiente por la libertad

Hoy en Sudáfrica reinan la inquietud y la congoja, y no es para menos, Nelson Rolihlahla Mandela, una de las figuras más grandes de la historia, enfrenta su hora más difícil.
El ya mítico activista conocido en Sudáfrica como Madiba (título honorífico otorgado por los ancianos del clan al que pertenece), fue el primer presidente negro de Sudáfrica elegido democráticamente mediante sufragio universal. Obtuvo ese cargo después de liderar una larga lucha contra el terrible sistema racista apartheid comandando el brazo armado del Congreso Nacional Africano.
En 1962 fue detenido y condenado por sabotaje a cadena perpetua y durante esos interminables 27 años de cárcel, sus pulmones sufrieron daños irreparables que le acarrean infecciones frecuentes. Al ser liberado en 1990 encabezó las negociaciones para conseguir una democracia multirracial, cosa que consiguió en 1994 con las primeras elecciones democráticas.
Durante su mandato, entre 1994 y 1999, su prioridad fue la reconciliación nacional. Recibió más de 250 premios y reconocimientos internacionales incluido el Nobel de la Paz; el líder de la comunidad negra no sólo se ganó la admiración de los sudafricanos sino también la de todo el mundo por conseguir un equilibrio entre los miedos de los blancos y las aspiraciones de los negros logrando voltear el muro de segregación en una loable transición que encabezó junto al último presidente del "apartheid", Frederik De Klerk.

Símbolo universal de la tolerancia

El hombre que nació en un país donde el color de la piel marcaba el destino, pasó toda su vida luchando. Alguna vez Mandela dijo ¡Basta! y sus palabras hicieron llorar de emoción al mundo. Tras cuarenta años de apartheid recién en 1994 logró asumir la presidencia en impensables elecciones multirraciales, por eso hablar de Mandela es hablar de Libertad, su voluntad conmueve nuestras vidas porque siempre abrigó el sueño de que todas las personas vivan en armonía.
Héroe de voluntad de hierro, nos lega su filosofía inquebrantable, que hagamos un mundo mejor, más justo y pacífico; un lugar donde todas las personas tengan las mismas oportunidades. Durante casi tres décadas continuó su lucha desde detrás de los muros de la cárcel, y en lugar de debilitarse y desdibujarse, Mandela se hizo de acero. Superó su angustia y se aventuró hasta límites donde ni los ángeles se animarían.
Lamentablemente, por estos días la salud de quien luchó para terminar con la dominación de una raza sobre otra y propuso un nuevo comienzo en Sudáfrica, tiene en vilo al mundo.